La persona pasivo-agresiva

IMG_1043

Probablemente has conocido a una persona que aparentaba ser algo completamente contrario a lo que resultó ser. Alguien a quien asegurabas conocer pero al final de cuentas te sorprendió comportándose agresivamente, estas personas padecen un trastorno de personalidad, llamado trastorno pasivo agresivo, conocido actualmente como “trastorno negativista”.

 ¿CUÁL ES EL OBJETIVO DE ESTA CONDUCTA?

Los comportamientos de una persona con una personalidad pasiva-agresiva (negativista) tienen como objetivo encubierto controlar o castigar a otros. El comportamiento pasivo-agresivo es con frecuencia expresado como demora, ineficiencia y malhumor.

ORIGEN:
Se cree que este comportamiento en su forma más extrema, cuando se vuelve más patológico, proviene de dolor generado durante la infancia, cuando una persona fue ridiculizada o alguien negó sus sentimientos.

¿CÓMO RECONOCER A UN PASIVO AGRESIVO?
Algunas respuestas típicas de quienes desarrollan conductas pasivo-agresivas:

IMG_1045
1. “No estoy molesto”, pero realmente sí lo está, y mucho.
2. “Estoy bien”, “lo que sea”. Con estas frases el pasivo-agresivo realmente expresa su rabia de manera indirecta, para evitar una comunicación abierta y clara sobre lo que quiere.
3. “Ahorita lo hago”. Y jamás lo hace, sino que posterga la tarea o la resolución del problema.
4. “Tú quieres que todo sea perfecto”. Entrega la responsabilidad de sus fallas al otro, culpándolo porque no es suficiente lo que hace.
5. “Yo pensé que tú sabías”. A veces, la omisión es la manera en que los pasivo-agresivos se guardan información que podría ayudar a prevenir un problema.
6. “No sabía que lo que querías decir era ‘ahora mismo’”. Esta es otra forma de omitir una responsabilidad o desviar la atención ante un incumplimiento propio.
7. “Por supuesto, estaría feliz de hacerlo”. Pero ni lo hace ni está feliz por ello.
8. “Lo has hecho muy bien para alguien con tu nivel de educación”. Una ofensa disfrazada de cumplido.
10. “Solo estaba bromeando”. El sarcasmo suele ser una herramienta importante para los pasivo-agresivos.
11. “¿Por qué te molestas tanto?”. Quien hace la pregunta conoce de antemano la respuesta, pero para evitar aceptar su culpabilidad en un tema, cambia el foco del problema.
CONCLUSIÓN:

  • Estos individuos están atrapados entre el amor y el odio, poco consuelo, felicidad o placer, exteriorizando su sufrimiento en lugar  de analizarlo de forma introspectiva.
  • No podemos olvidar que lo que nutre las raíces de la persona pasivo-agresiva es la baja autoestima. Por tanto, algo que teme más que nada es quedarse sola.

 

Fuentes:

– GIMENO BAYÓN, A. y ROSAL, R. (2013).                                      Análisis Transaccional para Psicoterapeutas. Tratamiento de los trastornos de personalidad y algunos síndromes. Lleida: Ed. Milenio.

-http://es.healthline.com/health

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s