NOMOFOBIA: MIEDO A ESTAR SIN EL CELULAR

 

 

0D11F07C-08D3-4B94-A17A-5B2721F3BDD7

Actualmente en Mexico y muchos países, con la aparición de las nuevas tecnologías móviles que facilitan la comunicación entre las personas de todo el mundo se han producido cambios en todos los niveles de convivencia en la sociedad.

¿QUÉ ES LA NOMOFOBIA?
La nomofobia se identificó por primera vez en el año 2008 y su nombre proviene del término inglés “no-mobile phobia” (fobia a estar sin móvil).

97BC44DF-52C8-45EA-8572-3EA842091A12.jpeg

La nomofobia, es el miedo que una persona presenta al no tener su teléfono móvil, y/o por consiguiente adquiere el temor de no poder recibir o mandar mensajes, estar en sus redes sociales u ocupar cualquier aplicación que se encuentre en su teléfono inteligente.

EFECTOS DE LA ADICCION AL CELULAR:

-Problemas de comunicación
-Pensamientos obsesivos
-Aislamiento social y soledad
-Comportamiento alterado
-Alteraciones del estado de ánimo
-Problemas con el lenguaje
-Problemas de atención y memoria
-Se puede llegar al fracaso escolar o la agresividad
-Síndrome de abstinencia: Este punto hace referencia a estados emocionales desagradables y/o efectos físicos que ocurren cuando la o las actividades son interrumpidas o repentinamente reducida.

Algunos síntomas físicos , son los siguientes:
1. Ansiedad
2.Taquicardia
3.Cefalea
4.-Síndrome de abstinencia: Este punto hace referencia a estados emocionales desagradables y/o efectos físicos que ocurren cuando la o las actividades son interrumpidas o repentinamente reducida.

Cada uno de estos síntomas los sufren los usuarios adictos a los celulares cuando se quedan sin acceso a su dispositivo, sin cobertura o sin conexión a internet, en pocas palabras no estar conectado, alejarse del celular o a no consultar los mensajes.

PERO , ¿QUIÉNES SON MÁS VULNERABLES?
Para psicólogos especializados en adicciones y conductas de riesgo, los adolescentes, sobre todo de los 12 a los 17 años, son los más expuestos a sufrir nomofobia. Las campañas de marketing, las aplicaciones y los diferentes elementos adictivos del propio teléfono móvil van destinados a ellos.

F90FFEDB-451E-437E-AF3D-D6CB640474DF.jpeg

PRINCIPAL CONSECUENCIA DE LA NOMOFOBIA
Al producirse una esclavitud absoluta al celular, la adicción a veces es INCONTROLABLE.

TRATAMIENTO:

El primer paso para los especialistas para conseguir revertir la situación de gran dependencia hacia los celulares, es que la persona tome conciencia del problema que sufre y a partir de allí adopte algunas medidas para atajarlo. Nos aconsejan lo siguiente:

  • Ser coherente con los horarios de uso del celular
  • Tratar de no estar constantemente pendientes del celular en reuniones sociales, como comidas, eventos familiares, etc.
  • Potenciar aquellas actividades que nos permiten relacionarnos presencialmente, como los deportes y las conversaciones con conocidos, familiares.
  • En casos severos el consultar con un experto de la salud mental especialista dependencias, adicciones y en el tratamiento de la seguridad personal o la autoestima, etc.

 

CONCLUSIÓN:
La adicción al móvil es un problema psicológico, educativo, cultural, social y económico al cual se le debe prestar más atención en nuestro país y a nivel global por medio de campañas publicitarias, de un buen abordaje clínico ( elementos que permitan la prevención, el diagnóstico y el tratamiento), una correcta validación y estandarización de un test de dependencia al celular, así como un mayor número de investigaciones enfocadas a una mejor comprensión y control de dicho problema en especial en el caso de los jóvenes.

D912AEC1-7126-4B16-B17C-68096E32DA9D

 

Fuentes:

-APA (2011). DSM-5 Development. American Psychiatric Association. Recuperado el 2 de diciembre de 2017 de http://www.dsm5.org

-Washton, A. M, Boundy, D. (1990).
Querer no es poder: Cómo comprender y superar las adicciones.
Barcelona: editorial Paidós.

-Augner, C. y Hacker, G. W. (2011).
Associations between problematic mobile phone use and psychological parameters in young adults. International Journal of Public Health, en prensa; doi: 10.1007/ s00038-011-0234-z.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s