TANOREXIA: ADICCIÓN AL BRONCEADO

7E6BC64F-A007-49A6-BD9F-31BDDE5968C5

El origen etimológico de la palabra parece provenir del inglés tan (broncearse) y, del griego orexia (apetito, apetencia). Se define como la obsesión por estar morenos, es decir, adicción al sol.

La belleza es un criterio convencional y subjetivo. En este aspecto, la modista Coco Chanel desempeñó un papel primordial en los cambios de tendencia de moda hacia los años veinte, ella supo imprimir en los hombres y mujeres de mediados del siglo pasado el criterio de que una piel bronceada luce más y mejor que una piel clara. A partir de ese momento se impuso el uso de ropa más ligera, que permitía lucir mejor la piel bronceada, y que culminó con el invento del bikini en la década de los 40’s.

La sociedad actual ha mantenido la moda impuesta del bronceado, por desgracia generalmente abusivo. Las personas con tanorexia castigan su piel y la exponen de forma excesiva al sol o a los rayos UVA.

B9A91BC6-5FC9-45C7-A868-1AFF0851D31E

 

CONSECUENCIAS:
Debido a la obsesión por recurrir de forma compulsiva e incontrolada a largas sesiones de solárium y rayos UVA, su piel está sometida a efectos peligrosos:

-Quemaduras cutáneas.
-Engrosamiento de la piel por los rayos UVB que aumentan el espesor de la capa córnea y de la epidermis.
-Envejecimiento prematuro de la piel.
-Cáncer de piel.
-Daño en el ADN ya que la radiación UV es capaz de producir alteraciones en las cadenas del ADN, tales como mutaciones, formaciones de dímeros.
-Frustración sobre su fototipo (color de piel), ya que siempre piensan que son bastante más pálidas de lo que en realidad son, lo que se denomina “distorsión de la realidad”.
-Situaciones de ansiedad .

6919B71B-BBF8-4F74-99DB-63A85DD1CAEB

TRATAMIENTO:
El tratamiento de la tanorexia debe abordarse desde dos perspectivas, la mental y la física. Por lo tanto, conviene incluir dos guras profesionales: el psicólogo y el dermatólogo.

  • Tratamiento psicológico. El objetivo es evitar que el paciente siga exponiéndose de forma indiscriminada al sol o a los aparatos de bronceado artificial y corregir la percepción distorsionada de su imagen corporal, ya que que la tanorexia es un síndrome que puede estar indicando la presencia de un trastorno de dismorfia corporal y que puede ir acompañado también de trastornos alimentarios u otros que se caractericen por una distorsión de la imagen corporal.
  • Tratamiento dermatológico. El papel del dermatólogo es corregir las alteraciones producidas por la exposición desmesurada del paciente al bronceado. En los últimos años, la novedad son los fotoprotectores que incluyen reparadores del daño celular, así como antioxidantes.

CONCLUSIÓN:
Cuando tomar el sol se convierte en una obsesión y por lo tanto, afecta a la autoestima e interfiere en el funcionamiento social, laboral o personal, hay que acudir como ya se mencionó a un especialista y combinar la terapia psicológica con el tratamiento dermatológico.

 

Fuentes:

-Aguilera Artajona J, Herrera Ceballos E. (2004)
El bronceado artificial ¿Una razón de estética o salud?
Páginas 59-62.

-Buceta Fernández JM, Bueno AM. (2006)
Tratamiento psicológico de hábitos y enfermedades.
Editorial Pirámide. Madrid.

-www.revista.consumer.es