HIPOCONDRÍA: La enfermedad imaginaria

DA2FC2D1-743D-49AE-9540-0C14C800EAC1

Es un trastorno que causa a una persona sentirse que tiene una enfermedad seria o fatal, aun cuando no existe evidencia médica para ésta. Esto ocurre igualmente en los hombres y en las mujeres. Esto puede comenzar a cualquier edad, pero es más común en la adultez temprana.

SIGNOS Y SINTOMAS MÁS FRECUENTES:

  • Preocupación por más de 6 meses de padecer una enfermedad seria.
  • Ansiedad. La ansiedad es uno de los síntomas que con más frecuencia cursan con la hipocondría.
  • Cambios en el estado de ánimo. El hipocondríaco suele estar pendiente constantemente de su estado de salud y de sus percepciones personales de sus constantes vitales, por lo que  suelen presentar estados bajos de ánimo causados por la angustia y la irritabilidad constantes que les provoca temer por su vida.
  • Miedo. El miedo es un síntoma muy frecuente en las personas que padecen hipocondría. Dónde puede suceder que algunas personas estén convencidas de que han contraído una enfermedad determinada y quieran que el médico se la diagnostique o al contrario, es decir, que la individuo  tenga miedo a ir al médico y confirmar que realmente padece esa una enfermedad.

2A94D206-E97E-451A-91E8-C33BED43D4C3

CAUSAS:

Para algunos especialistas, la sobreprotección excesiva, la educación basada en el miedo, el padecimiento de alguna enfermedad grave durante la infancia, la muerte de alguna persona cercana o la convivencia con un familiar con una enfermedad terminal; son algunas de las causas que pueden producir el desarrollo de la hipocondría.

7B56AD75-3804-46DA-88F9-E35037D87CDF

TRATAMIENTO:

Primeramente la paciencia y la tranquilidad, son cruciales porque los pacientes hipocondríacos son consumidores importantes de recursos sanitarios y tiempo del médico.

Psicoterapia:

Una de las terapias utilizadas con este tipo de pacientes es la terapia de apoyo donde se escucha al paciente y se educa acerca de la percepción e interpretación errónea de los síntomas y las sensaciones somáticas.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) se ha convertido en el tratamiento psicológico de elección por su gran eficacia.

Tratamiento farmacológico:

En algunos casos, los psicofármacos pueden ser de ayuda para atacar la sintomatología depresiva o de angustia excesiva; sin embargo, una vez que estos desórdenes psicológicos han sido controlados, es poco lo que los fármacos pueden hacer por el hipocondríaco.

CONCLUSIÓN:

La característica fundamental  de esta enfermedad más psicológica que fisiológica es la preocupación y el miedo de la persona a padecer una enfermedad grave. Por otro lado, las personas hipocondriacas sufren mucho, aburren a los médicos  y abusan de los estudios de laboratorio. Sin embargo es primordial que el clínico no menosprecie el síntoma y siempre mantenga la confianza y el respeto como la base de la relación médico-paciente. 

 

 

 

Fuentes:

-Fernández, C. y Fernández, R. (2001). 

Tratamientos psicológicos eficaces para la hipocondría. 

Psicothema.

-Avia, M. D.  y Ruiz, M. A. (2005). 

Recommendations for the Treatment of Hypochondriac Patients. 

Journal of Contemporary Psychotherapy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s